Robinson culpa a Beteta por no aprobar presupuesto para la Vía Colectora

Burgomaestre aseguró que congresista está actuando en contra de Amarilis por celos políticos

El alcalde del distrito de Amarilis, Robinson Aguirre Casimiro, acusó públicamente a la congresista Karina Beteta de dar la espalada al distrito solo por cuestiones políticas. “La verdad no sé qué está pasando, porque yo aún no soy candidato, yo sigo siendo el alcalde de Amarilis”, expresó.

Robinson sostuvo que el proyecto que presentó para la pavimentación de toda la Vía Colectora, ya estaba todo listo, que incluso las observaciones ya lo había levantado y que solo faltaba ser aprobado dentro de la ley de presupuesto; “y quién nos observa, quién puso trabas a este importante proyecto, fue una congresista huanuqueña, fue Karina Beteta, es lamentable que teniendo un cargo importante en el Congreso no se haya puesto a pensar primero en Amarilis y dejar de lado temas políticos”, manifestó.

El alcalde está completamente seguro que el no haber sido incluido su proyecto dentro de la Ley de Presupuesto, es por temas políticos; “las evidencia están, las pruebas son claras, la misma congresista puso en su Facebook que es un problema político”, acusó.

El enfrentamiento abierto con la congresista ya es un hecho, aunque Robinson dice que las puertas del diálogo están abiertas. Aunque no todo dice es negativo para su distrito, el burgomaestre saludó el trabajo del Gobierno Regional de Huánuco porque ellos estarán ejecutando el asfaltado de las calles de San Luis, presupuesto que demandará S/ 9 millones. Por otro lado se refirió a la privatización del mercado de artefactos, más conocido como La Cachina, cuyos propietarios le pidieron que no les regalen el espacio sino que les venda y no a un precio que el Estado valoriza, porque es una miseria; “sino quieren que se les venda a un precio de mercado, donde el valor es alto, bueno, esto ya es un pedido que ingresó al Concejo, donde estarán debatiendo”, expresó.

Luego de señalar este punto, no perdió el espacio para devolver su vuelto a uno de sus más acérrimos críticos, el regidor Alberto Sánchez Pérez. Robinson lamentó por las expresiones del regidor Sánchez, para quien dijo que sin razón alguna había tomado el nombre de toda la institución para las propuestas que nada tenían que ver con la municipalidad; “siento vergüenza ajena y pido las disculpas públicas a toda la población de Amarilis por estos temas bochornosos que generó un regidor”, sentenció.

 

 

Leave a Comment